Peripecias

No hace ni dos meses que llegaron estos polluelos. Allá por el 18 de mayo eran dos tiernas bolitas de peluche, eso sí, con sus narizotas de payasetes y sus zapatones membranosos. Cómo si a estos cisnes en miniatura les hiciera falta ser todavía más graciosos para caernos aun mejor….

© José Juan Picos

Hace solamente dos meses, pero hay que ver cómo han crecido los condenaos

«Porque el Brexit no es de hoy» es el lema de mi último libro, Brexit con puñetas (Ingleses por España en tiempos de Maricastaña). El antepasado más obvio del divorcio actual entre la isla y el continente es el cisma anglicano de Enrique VIII, formalizado en 1534. Pero trece siglos antes, en la segunda mitad del III, la provincia romana de Britania, conquistada bajo Claudio en el 44, vivió separada de su entidad supranacional. Los britanos ya conjugaban el verbo To BrexitBrexitus, brexita, brexitum. Sucedió así…

Legionarios aventureros y mafiosos impulsaron los Brexitus Clic para tuitear

Estas líneas van de uno de los mayores best-seller de la Historia: la Biblia. Y de su autor, que tuvo, como cualquier superventas poco escrupuloso, sus correspondientes negros: los evangelistas. Por muy descreído que uno sea, cualquier catálogo mitológico, y eso incluye los Testamentos, es una fuente inexcusable de inspiración artística.

Vale que Cervantes sea Dios, pero feminista no me parece. Clic para tuitear