José Juan Picos

Profile page

About Jose Juan

  • Email: jjpicos5@gmail.com
  • Nice Name: jose-juan
  • Website: http://www.jjpicos.es
  • Registered On :2017-07-03 15:42:21
  • Logged in as: Jose Juan

Jose Juan Messages

Turistas con puñetas es una sección dedicada a los viajeros europeos que vinieron a España en el siglo XVIII. Ellos fueron, con toda propiedad, nuestros primeros turistas. Para ser más exactos, touristes, pues muchos de ellos se habían embarcado en su Grand Tour. Pero, sobre todo, va dedicada a sus opiniones, que reflejaron y publicaron en lo que podríamos considerar guías de viajes pioneras.  ¿Y por qué ese título, por qué Turistas con puñetas?

La Leyenda Negra sobre la América hispana es como una reina de Instagram: no pasan los años por ella y se adapta a cada época. Clic para tuitear

Cascos de Roma

¡Ah, no!, que la otra vez no fueron cascos romanos, sino griegos. Pues empezamos bien…

Y seguimos peor, porque voy a llevarle la contraria a Obélix: «¡Estos romanos están locos!». Pues no, y lo digo así, a pecho descubierto, sin poción de Panoramix ni nada. ¿Quién dijo miedo? Porque los romanos, en todo caso, eran como el del chiste: «Locos, sí, pero tontos, no».

Si algo caracteriza a las legiones de Roma, es la inteligente adaptación de la panoplia de sus enemigos. Esta vez nos fijaremos en el casco. Clic para tuitear

«Hablamos con nuestro colaborador José Juan Picos para conocer mejor al creador de la sección Turistas con Puñetas. Conversamos con el autor de estas semblanzas de viajeros históricos sobre su trayectoria profesional y nos habla sobre su último libro Brexit con puñetas. Ingleses por España en tiempos de Maricastaña».

Los primeros turistas ingleses cayeron sobre España como caminantes blancos. ¡Pobre Carlos III! Clic para tuitear

El Cáucaso fue escenario de uno de los episodios esenciales de la mitología griega, el del castigo de Prometeo. Es bien conocido el mito donde el titán entrega el fuego divino a los mortales. No siempre se cuenta que, además, les enseñó a jugar al trile con los bocados más sabrosos de los sacrificios a los dioses. Poca broma con eso. Aparte de néctar y ambrosía, los olímpicos se alimentaba de los vahos de las piezas asadas y cocidas en el culto público.

Zeus castigó a Prometeo por ladrón olímpico y trilero titánico Clic para tuitear

Tenemos fama en España de que los bares sean nuestra segunda casa. Pues quien diga eso se queda corto. Ahora tenemos tres: la primera, el bar y nuestro colegio electoral. Yo ya he perdido la cuenta de los domingos de votación que llevo encima en los últimos años. El caso es que, como he votado a primera hora y ya tengo listos un guiso calentito y un blanco de Rueda, voy a soltar aquí unas líneas sobre cierta jornada de elecciones en Atenas.

«De todas las criaturas que tienen vida e inteligencia, nosotras, las mujeres, somos las más infortunadas», se lamenta Medea. Clic para tuitear

Aprovecho para recordarte que TURISTAS CON PUÑETAS es una sección de EL VIAJERO ACCIDENTAL, uno de los programas de RADIO VIAJERA con más oyentes en las ondas y más seguidores en las redes.

La sección está dedicada a los viajeros europeos que vinieron a España en el siglo XVIII y a sus opiniones. Casi todos las volcaron en lo que podríamos considerar guías de viajes pioneras. ¿Y por qué «con puñetas»? Pues porque traían enrevesados y volátiles bordados en las bocamangas, desde luego. Pero también porque, al hablar de España, mojaban sus plumas en hispanofobia y, claro, las líneas que mandaban a imprenta le hacían la puñeta a la fama de nuestro país. A veces, con justicia, pero muchas, con desdén y prejuicios.

Los daneses apresaron a cinco mil españoles y Napoleón los mandó a morir a Rusia Clic para tuitear

¿Por qué viajamos? «Hombre, menuda pregunta», me dirás. Y con más razón que un santo. A ver, razones hay de sobra, pero tengo una muy buena: para contarlo a la vuelta. No solo porque hayamos sobrevivido, que también, sino para dejar testimonio. O dicho de otro modo, para tirarnos el rollo, ¿no? Para que los demás lo aguanten porque bien que se lo hemos aguantado a ellos cuando han vuelto de darse un garbeo por el mundo adelante. Si encima tienes un blog, pues vas y se lo cuentas al mundo entero (o eso te crees tú).

«¡Que me entierren en Málaga!», exclamó Hans Christian Andersen. Clic para tuitear

¿De dónde viene la manoseada palabra «sibarita»? Pues geográficamente, etimológicamente, «humanamente y diplomáticamente», que diría Chiquito de la Calzada, viene de Síbaris, una de las ciudades más importantes de la Magna Grecia. Así llamaron los romanos a una reunión de colonias griegas en el sur de Italia y en Sicilia que ya eran prósperas cuando Rómulo mandaba sobre una partida de forajidos.

Los sibaritas, de tan quisquillosos, llegaron a prohibir el yunque de los crucigramas Clic para tuitear

Hesíodo, el genealogista de los dioses, desarrolla el mito de las edades en sus Trabajos y días. Son cinco, enumeradas de mejor a peor: de Oro, de Plata y de Bronce, el intermedio de la Heroica y, por fin, la Edad de Hierro. La última, la férrea, es la de Hesíodo. El poeta lamenta no haber nacido antes o después. «Nunca durante el día se verán [los hombres] libres de fatigas y miserias ni dejarán de consumirse durante la noche. Y los dioses les procurarán ásperas inquietudes», avisa.

Los que queman contenedores en Barcelona son los niños de mamá de la Edad de Plata de Hesíodo. Todo está en los mitos. Clic para tuitear

El 23 de octubre de 2013, la librera coruñesa Carmen Molist, querida y respetada entre los lectores de la ciudad, expresó esta opinión en su blog Los libros de Molist sobre mi novela picaresca El viento de mis velas (Peripecias de un empedernido bebedor de café). En aquel momento, era fácil encontrar los ejemplares en papel en las librerías gallegas. Hoy está a disposición de los interesados en Amazon.

Este es el lema de Carmen: «Es un buen libro aquel que se abre con expectación y se cierra con provecho». Parece que, al dedicarle las líneas que siguen, mi novela le fue de provecho. Primero recoge una información publicada en El Ideal Gallego el 12 de diciembre de 2012 y luego expresa su opinión.

«Interesante, ameno, bonito, fiel a la historia y muy bien escrito» Clic para tuitear